jugo alcalino de apio y pepinoEsta es una receta de un zumo súper alcalinizante, cuyos ingredientes principales son el apio y el pepino. En este caso, la bebida se filtra eliminando la pulpa, que es donde se encuentra toda la fibra vegetal. Aunque la fibra vegetal es muy beneficiosa, hay momentos en los que no nos interesa consumirla, por ejemplo en procesos de ayuno.

Esta bebida es, por tanto, una ayuda perfecta en aquellos momentos en los que queramos depurar el organismo:

Bebida de Hipócrates

Ingredientes:

  • 1 gran manojo de apio con las hojas incluidas
  • 2 pepinos
  • 1 trozo pequeño de jengibre fresco (aproximadamente 2 cm)
  • 1 puñado de brotes de girasol germinados

Preparación:

Trocear las verduras y colocarlas en el prensador de zumo para exprimir todo su jugo. Se puede utilizar tanto el prensador de zumo como la licuadora, pero en caso de utilizar la licuadora, los brotes de girasol germinados se servirán como acompañamientos (en lugar de licuados junto con el  resto de ingredientes). Servir y consumir con la mayor brevedad posible, ya que en este momento es cuando contiene más vitaminas, enzimas y aporte energético.

Beneficios:

No es casualidad que esta sea la bebida estrella en el Instituto Americano de Hipócrates, ya que además de ser excelente para remediar la sed, también contiene un elevado aporte de minerales y ayuda a limpiar el organismo.

El principal beneficio del apio es que purifica la sangre. El equilibrio del nivel ácido-alcalino de la sangre se desequilibra cuando la mayor parte de nuestra dieta se basa en proteína animal, alimentos refinados o existe un exceso de ingesta de azúcar refinado. El zumo de apio re-equilibra rápidamente el nivel ácido-alcalino de la sangre, ayudándonos a mantenernos sanos y a prevenir enfermedades.

Esta verdura tiene muchos otros efectos terapéuticos que se manifiestan sobre todo consumiéndolo en crudo, como por ejemplo su elevado contenido en sodio orgánico, que favorece la absorción del calcio.

En cuanto al pepino, el otro ingrediente principal de esta bebida, hay que destacar que el 95% de su contenido es agua. Ello lo convierte en un alimento super hidratante y que además contiene una gran cantidad de antioxidantes, incluyendo los lignanos. Estos polifenoles normalmente se asocian más con las verduras de hoja verde, pero su contenido en otras verduras como el pepino ha ido ganando protagonismo. En el caso del pepino, existen muchos estudios sobre los tres lignanos presentes en él (lariciresinol, pinoresinol, y secoisolariciresinol) que los relacionan con un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y varios tipos de cáncer.

El pepino es además rico en vitamina K y C, y en menor medida vitamina A y del grupo B. Además, contiene los siguientes minerales alcalinizantes: calcio, hierro, fósforo, potasio, magnesio, selenio, cobre, manganesio y zinc.

Alimentos Alcalinos